Certificación energética de edificios: cómo cumplir la ley de eficiencia energética

Certificación energética de edificios Madrid

A estas alturas todos hemos oído hablar de las famosas certificaciones energéticas de edificios, pero, ¿sabemos realmente en qué consisten? ¿Cómo se realizan? ¿Existen penalizaciones en caso de no ser correctas? En este post explicaremos su funcionamiento y las consecuencias de no realizar correctamente una certificación energética.

Según la legislación europea, un certificado de eficiencia energética de un edificio es un certificado reconocido por un Estado miembro, o por una persona jurídica designada por este, en el que se indica la eficiencia energética de un edificio o unidad de este, calculada con arreglo a una metodología.

En este certificado, y mediante una etiqueta de eficiencia energética, se asigna a cada edificio una Clase Energética de eficiencia, que variará desde la clase A, para los energéticamente más eficientes, a la clase G, para los menos eficientes.

Cómo calcular la eficiencia energética de un edificio

Existen distintas metodologías de cálculo, siendo los softwares más conocidos: Calener, Lider, CE3, CE3X,… Todos con un punto en común: analizar el sistema constructivo, envolvente, superficie, orientación y características decisivas e influyentes a la hora de calcular la eficiencia energética de un edificio existente o de una nueva construcción.

Arquitecto técnico en Madrid y alrededores

Fuente: Diario Cinco Días

Desde junio de 2013, según el Real Decreto 235/2013, en España es obligatoria la puesta a disposición de los arrendatarios o compradores el certificado de eficiencia energética, ya que es exigible para los contratos de compra-venta o arrendamientos. De no hacerlo, podemos incurrir en multas, puesto que ya se han dado los primeros casos.

Diferentes penalizaciones por no tener el certificado de eficiencia energética

Sólo en la Comunidad de Madrid, durante el año 2014, se registraron 21 penalizaciones por tres motivos: no presentar certificado en el contrato de arrendamiento, lo que supuso multas de 601€; falsificar datos de la vivienda y realizar certificados de eficiencia energética sin tener las capacidades legales que habilitan al certificador para ello. Estos dos últimos motivos se convirtieron en sanciones que iban de los 2.000 a los 6.000€.

Nuestro consejo: pide ayuda a un experto certificador energético habilitado legalmente para esta función, y te asegurarás un trabajo bien hecho. Aquí puedes encontrar una lista con certificadores energéticos colegiados en el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid, donde también puedes encontrarme. Por ello, si necesitas un certificador energético en Madrid para tu vivienda o edificio, puedes ponerte en contacto con nosotros desde el enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


dos + = 9